Home

La Autora

Letras Inteligentes

Origen de la Grafologia

Grafología Infantil

Grafoterapia

Cartilla Escolar Grafológica

Experiencias

Medios de Comunicación

Noticias

Contacto 

 

 

 

 

 

 

 

Cartillas tradicionales

Las “caligrafías tradicionales” por su lentitud y falta de agilidad, no son aptas para las exigencias intelectuales a las que tiene que enfrentarse el niño en su aprendizaje y en su futuro.
 
La letra "u" realizada en dos tiempos es una letra angulosa, signo de tensión.
 
Esta letra que exponemos se denomina "letra adosada". Se llaman así, cuando las letras están efectuadas aisladamente, dándonos la sensación de que están ligadas. Este tipo de escritura, da al niño inseguridad, porque al cortar las letras le resta continuidad al pensamiento.
 
La letra "q" realizada en tres tiempos, primero el circulo, luego el trazo vertical atravesado por un trazo horizontal es una letra muy lenta y difícil de ejecutar.


Todas las caligrafías se realizan con lapicero negro. Este útil escritural ha sido utilizado tradicionalmente en la enseñanza de la escritura y tiene muchos inconvenientes desde el punto de vista grafológico. Si es blando, emborrona la escritura. Si la mina es dura, al hacer el niño una fuerte presión sobre el papel, se rompe con facilidad, se le cansa la mano y esto supone una dificultad de movimientos que le impide avanzar con rapidez en la escritura, sobre todo en sus primeros contactos con la cuartilla.
 
Otro inconveniente del lápiz negro, es que se puede borrar. Si el niño no está contento con el trazo realizado, puede caer en la tentación de borrar una y otra vez lo escrito. Esto en Grafología significa inseguridad, angustia y a veces obsesiones.

       

Las pautas que presentan estas caligrafías infantiles de 4 líneas, es estrecha, pequeña y confusa. Estas líneas están muy pálidas y poco definidas. El niño no puede meterse en ellas porque le es imposible distinguirlas, por eso se pierde a la hora de realizar las letras e invade los renglones. Estas líneas no facilitan en nada la escritura, al contrario, el niño se siente incomodo.

   

 

Esta x es regresiva, lenta en su ejecución y difícil de enlazar. Significa en grafología inmadurez y oposición.

 

El enlace que generalmente se enseña a los niños, denominado “voy y vengo” y que consiste en anteponer a los óvalos de las letras (a, o, d, c, g, q) un trazo que en Grafología se denominan “antenas”, es un movimiento regresivo que resta al niño rapidez escritural y mental. El niño tiene mucha dificultad para realizarlo. Le hace dar un paso hacia adelante y otro hacia atrás, cosa que no tiene lógica y menos en una escritura progresiva.